Piedad, por favor

驴No deb铆as tambi茅n t煤 tener compasi贸n de tu compa帽ero como yo tuve compasi贸n de ti?
Mateo 18:33


Otro d铆a, otro amigo o conocido de las redes sociales que comienza otra dieta, un r茅gimen de ejercicios o una relaci贸n. Esta vez, dice, es de verdad. Y yo suspiro y juzgo, juzgo, juzgo, sin tener en cuenta la gran viga que tengo en el ojo cuando se trata de perder peso, hacer ejercicio y ser m谩s amable con la gente. La misericordia y el amor de Dios por nosotros es infinito, y nos anima cada vez que caemos e intentamos levantarnos de nuevo. Es un reto tener esa misma misericordia y amor por nuestros imperfectos familiares, amigos y aquellos que nos ponen de los nervios. Sin embargo, cada vez que conseguimos mostrar compasi贸n y perd贸n por los dem谩s, nos acercamos m谩s a 茅l y a la persona que 茅l sabe que podemos ser.

Se帽or, ay煤dame a ver lo que t煤 ves en mis hermanos y hermanas.

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu b煤squeda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.